Tratamiento de enfermedades bucodentales en Zaragoza
Tener una buena higiene y salud dentales debería ser algo prioritario; no solo porque a todos nos gusta poder presumir de sonrisa, sino porque la prevención es la clave para evitar complicaciones futuras. En ocasiones no damos la importancia que se merece a las enfermedades bucales, y vamos retrasando la visita a nuestro dentista hasta que se ha complicado lo que nos ocurre. Al igual que con el resto de enfermedades, se recomienda prevención y acudir a un especialista en cuanto podamos.

Esto es igual de importante tanto en adultos como en niños, ya que algunos de los principales problemas bucales, como las caries, pueden aparecer a muy temprana edad.

Descubre cuáles son las 5 enfermedades bucales más comunes y cómo puedes evitarlas. ¡Conseguirás mejorar tu higiene bucal!

 

1. Las caries

Pese a lo que puedas pensar, las caries se originan por una enfermedad infecciosa.

Cuando se descomponen algunos alimentos en la boca se generan ciertos ácidos y bacterias. Estas van comiendo parte de los dientes y pueden llegar hasta el sistema nervioso.

Esta es la principal enfermedad dental y puede causar otras como el mal aliento.

Para intentar evitar tener caries te recomendamos:

  • Seguir una buena higiene bucodental
  • Usar una pasta de dientes con algo de flúor
  • Colocar selladores en cuanto aparece una caries, para que no se extienda
  • Evitar alimentos y bebidas muy azucaradas
  • Seguir una dieta equilibrada
  • Cepillarte los dientes al menos 3 veces al día
  • Utilizar hilo dental
  • Usar enjuague bucal
  • Visitar regularmente a tu dentista

2. Gingivitis

La gingivitis es una enfermedad que produce una inflamación de las encías. Normalmente se produce por una infección, provocada por bacterias, y puede generar otros problemas más complicados en el futuro.

Se produce principalmente por tener una higiene dental deficiente (por ejemplo, si el cepillado no es meticuloso o si no se utiliza hilo dental) o también por otras causas (suele ocurrir en personas que se muerden las uñas, por ejemplo).

En estos casos, la placa y las bacterias se acumulan en la línea entre los dientes y la encía, y se produce una inflamación.

Para evitar sufrir gingivitis puedes:

  • Sigue unas pautas de higiene bucal correctas.
  • Cepíllate los dientes siempre después de comer o beber, sobre todo con alimentos fuertes.
  • Utiliza hilo dental y/o cepillos interdentales.
  • Usa enjuagues bucales.
  • Visitar a tu dentista al menos cada 6 meses para hacerte una limpieza dental, así evitarás la acumulación excesiva de sarro en los dientes.

3. Periodontitis

La periodontitis, más conocida como “la enfermedad de las encías”, es un proceso infeccioso (normalmente generado tras una gingivitis) que afecta al hueso alveolar. La infección pasa más allá de la línea entre los dientes y las encías.

Se caracteriza por el enrojecimiento, inflamación y sangrado de las encías (tanto al comer como al cepillarse).

Como es indolora, en ocasiones se puede dejar pasar, pero es muy importante ponerse en manos de un especialista ya que paulatinamente se irá perdiendo encía y se corre el riesgo de que al final puedan desprenderse algunos dientes.

Para evitar sufrir periodontitis te recomendamos:

  • Cepíllate los dientes al menos 3 veces al día y dale más importancia al cepillado antes de acostarte.
  • Intenta consumir lo menos posible alimentos muy azucarados.
  • Evitar el consumo de alcohol y tabaco.
  • Mucho cuidado con los piercings en los labios; pueden facilitar la retracción de las encías.
  • Visita a tu dentista de forma regular y sigue sus pautas de limpieza.

4. Halitosis

La halitosis, o el mal aliento, tiene causas muy dispares, aunque una higiene bucal deficiente es una de las principales.

La caries, la gingivitis o la periodontitis también pueden producir mal aliento. En el caso de que notes persistencia, es recomendable que acudas a tu dentista ya que puede ser síntoma de alguna complicación más importante.

Para evitarlo, al igual que en casos anteriores, recomendamos:

  • Seguir unas pautas de higiene bucal adecuadas.
  • Lavarse los dientes al menos 3 veces al día.
  • Evitar el tabaco y el consumo de alcohol.
  • Evitar los alimentos y bebidas con mucho azúcar.
  • Visitar regularmente a tu dentista.

5. Sensibilidad dental

Seguro que has sufrido, o conoces a alguien que padece, sensibilidad dental.

Esta se puede producir por muchos factores, desde la retracción de las encías, el consumo de bebidas ácidas, el bruxismo, cepillarse de forma agresiva los dientes, etc…

Para intentar evitarla, te recomendamos:

  • Cepíllate los dientes con un cepillo con cerdas suaves.
  • Aprende a cepillarte correctamente, sin mucha presión.
  • Utiliza cremas dentales que ayudan en casos de sensibilidad dental.
  • Visita a tu dentista para que te recomiende tratamientos específicos para esta situación.

 

Si padeces alguna de estas enfermedades dentales y estás buscando un dentista en Zaragoza especialista en la materia, ¡pide una cita gratuita con nosotros! Te ofreceremos un trato personalizado y soluciones a tu situación concreta.

¡Te esperamos!

LLÁMANOS
close slider

CLÍNICA DENTAL INDEPENDENCIA

976 23 43 33

625 39 86 40

CLÍNICA DENTAL SAN JOSÉ

876 28 79 47

605 33 28 49

CLÍNICA DENTAL ROMA

876 53 70 23

686 17 29 36