Muelas del juicio ¿Es necesaria su extracción?

Las cordales o también llamadas muelas del juicio son las últimas piezas dentales en aparecer y suelen traer consigo algunos dolores faciales, hinchazón y diversas molestias que hacen que finalmente decidamos acudir al dentista para buscarle una solución, sin embargo… ¿Es necesario proceder siempre a la extracción de las muelas del juicio? ¿Cuándo debemos plantearlo? Despejamos tus dudas.

 

Casos en los que debemos proceder a la extracción.

Existen ocasiones en las que las muelas del juicio tienen complicaciones para erupcionar provocando los característicos dolores además de otras consecuencias que pueden incluso afectar al resto de piezas dentales. Normalmente podemos encontrar las siguientes problemáticas:

  1. Su situación en la boca hace que sean más inaccesibles que el resto de piezas dentales, esto es una dificultad a la hora de la limpieza que puede dar lugar a la proliferación de bacterias e infecciones y por tanto a la inflamación del tejido y la aparición de caries y molestias.
  2. Cuando la muela no termina su proceso de salida quedando parcialmente visible, puede ocurrir que encontremos pequeños espacios entre la encía y la pieza dental donde se pueda dar lugar a la acumulación de bacterias y por lo tanto a una posible enfermedad bucal.
  3. A veces se puede dar que permanezcan completamente ocultas debajo de la encía y pensemos que no están, pero lo que ocurre es que no pueden salir. Por eso es importante que aunque no las veamos, si sentimos molestias acudamos al dentista dado que si esto es así, puede producirse la formación de un quiste que incluso destruya las raíces de las muelas de al lado con las consecuencias que esto puede acarrear.
  4. En muchas ocasiones el gran problema que nos solemos encontrar es que las cordales nacen torcidas condicionando la posición del resto de dientes o incluso causando caries u otros problemas más graves en el resto de nuestra boca.

En conclusión, podemos decir que siempre es mejor intentar evitar una intervención y por ello debemos tener en cuenta que:

  1. Si hay espacio suficiente.
  2. No existe riesgo de infección.
  3. No perjudican al resto de la boca

La mejor alternativa es simplemente controlar su erupción y no proceder a realizar ningún tipo de operación.

 

¿Cómo es la extracción de las muelas del juicio?

En el caso de que finalmente debamos tomar la decisión de proceder a la extracción de las muelas del juicio lo primero que debemos hacer es consultar con los especialistas.

Después de una exploración e incluso una radiografía panorámica de nuestra boca si es necesario, el dentista determinará cuál es el problema con el que nos encontramos y por tanto la mejor forma de solucionarlo.

Es cierto que no existe un único procedimiento para proceder a la extracción de las cordales pero normalmente se realiza de la siguiente forma:

  1. Se aplica anestesia local para dormir la zona y que el paciente no note molestias.
  2. Una vez hace efecto la anestesia se ampliar el alvéolo (el área donde se encuentra la muela) utilizando un instrumento llamado elevador o botador.
  3. Tras esto se procede a mover la muela de lado a lado hasta que esté lo suficientemente floja como para ser extraída por completo.

En algunas ocasiones puede ser que la muela no resulte tan fácil de extraer, en este caso es necesario realizar una pequeña incisión en la encía que nos permita llegar de una forma más fácil a la pieza y proceder a su extracción.

De ser así, debemos realizar unos puntos de sutura que pueden ser reabsorbibles (se caen solos) o convencionales debiendo volver a la consulta pasado un tiempo prudencial para quitarlos.

 

No me han salido las muelas del juicio. ¿Es normal?

Contamos con cuatro muelas del juicio pero es cierto que existen muchas ocasiones en las que las dichas muelas no aparecen o solamente emerge alguna de ellas. Esto es una situación más común de lo que parece y que por supuesto no conlleva ningún tipo de riesgo.

Sí una muela del juicio permanece dentro del hueso y no experimentamos ningún tipo de dolor o molestia al respecto no necesita tratamiento, pero si recomendamos realizar una radiografía de la mandíbula que nos permita ver la situación actual de dichas piezas y anticiparnos a problemas que puedan venir.

 

Ante todo siempre lo más importante es siempre ponernos en manos de profesionales como con los que encontrarás en nuestra Clínica Dental. Si sientes molestias o quieres comprobar la evolución de tus muelas del juicio para prevenir posibles dolencias, pide tu primera cita completamente gratuita con nosotros ¡Te ofreceremos un trato completamente personalizado!

LLÁMANOS
close slider

CLÍNICA DENTAL INDEPENDENCIA

976 23 43 33

625 39 86 40

CLÍNICA DENTAL SAN JOSÉ

876 28 79 47

605 33 28 49

CLÍNICA DENTAL ROMA

876 53 70 23

686 17 29 36