Perder el miedo al dentista es, a día de hoy, un tema que preocupa a muchas personas. Y es que acudir al dentista, en algunos casos, supone un verdadero quebradero de cabeza para aquellos que padecen de odontofobia, un miedo irracional al dentista.

En CDTL somos centro homologado para aplicar la sedación consciente, tanto a través de mascarilla con óxido nitroso como por vía intravenosa. Gracias a ello, podemos ofrecer a nuestros pacientes un tratamiento confortable que reduce el nivel de ansiedad y estrés. La sedación consciente está especialmente indicada para tratamientos que tengan una mayor duración, como es el caso de la cirugía para la colocación de implantes dentales, o cualquier otra cirugía o tratamiento que requiera una intervención larga.

¿Qué es la odontofobia? Causas y origen

La odontofobia se define como un miedo irracional al dentista que no responde a una razón coherente ni a un hecho objetivo. Según datos estadísticos de la OMS, la odontofobia es una de las fobias más comunes del ser humano. Y la padecen cerca del 15% de la población.

Este miedo irracional, que puede llegar a manifestarse de forma muy intensa, hace que el paciente anule y posponga indefinidamente las visitas que tiene que hacer al dentista. Como consecuencia de ello, es muy probable que los incipientes problemas bucales que pueda ir presentando se agraven con el paso del tiempo, ya que no se realiza el tratamiento oportuno.

No siempre está claro cuál es el motivo por el que unas personas desarrollan esta fobia y otras no. Lo más habitual es que tenga su origen en una experiencia traumática en el dentista que ha padecido el paciente en el pasado, ya sea personalmente o transmitida por algún conocido o familiar cercano.

En otros casos, la razón no es tan clara. Parece existir cierto componente genético, ya que se ha demostrado que tienen mayor riesgo de padecerla las personas que tienen familiares que han desarrollado odontofobia.

odontofobia

 

7 Consejos efectivos para perder el miedo al dentista

Luchar y combatir la odontofobia se convierte, pues, en un importante reto al que los profesionales y especialistas en odontología nos enfrentamos cada día. El reto consiste en lograr mitigar este miedo irracional, haciendo uso de todas las herramientas y medios que estén a nuestro alcance. La sedación consciente es uno de ellos.

Pero también es importante que el paciente se implique. Por eso, desde CDTL, queremos darte unos sencillos consejos y pautas para que puedas perder el miedo al dentista. Y consigas, finalmente, realizarte ese tratamiento dental que te hará sonreír con ganas y volver a disfrutar de una boca sana.

1. Acude a la clínica antes de la primera visita

Familiarizarte con el centro te ayudará a sentirte más cómodo, ya que el día que acudas a la cita, el entorno será conocido para ti. Esto rebajará tu nivel de estrés y te ayudará a sentir menos ansiedad.

2. Pide la primera hora de la mañana para tu cita

Es mejor que te enfrentes a tu primera cita en el dentista a primera hora de la mañana. De esta forma, no estarás pensando todo el día en ello. Además, intenta no llegar mucho antes, sino a la hora justa de la cita, así evitarás tener que esperar en la sala de espera.

3. Busca un dentista con el que te sientas a gusto

Para combatir el miedo al dentista, es importante que te sientas cómodo hablando con el dentista. Sincérate con él antes de comenzar, y explícale tu miedo. Te ayudará a relajarte y sentirte más confortable.

4. Ve acompañado de un familiar o conocido

Para tu primera visita al dentista, no acudas sólo a la consulta. Ve con algún familiar o conocido. Podréis conversar de otros temas, alejando de tu mente el miedo y ayudándote a sentir más tranquilo.

5. Toma alguna medicación para reducir la ansiedad

Si tus niveles de ansiedad se disparan y no los puedes controlar, consulta con el dentista qué medicación puede recomendarte para que la tomes antes de acudir a la cita. Sentirte relajado y tranquilo mejorará tu estado de ánimo.

6. Ponte de acuerdo con el dentista en algún gesto de alerta

Acuerda con el dentista algún gesto o movimiento pare el caso de que, durante el tratamiento, te sientas incómodo o sientas dolor. Saber que puedes parar el proceso te aportará más confianza y tranquilidad.

7. Para empezar, un tratamiento sencillo

Tu primera visita al dentista no debería ser para realizar un tratamiento complejo que requiera de una larga intervención. Es mejor que comiences con algo sencillo y corto. De esta forma, irás cogiendo confianza. Habla con tu dentista para ver qué plan de tratamiento es el más adecuado a tu caso.

LLÁMANOS
close slider

CLÍNICA DENTAL INDEPENDENCIA

976 23 43 33

625 39 86 40

CLÍNICA DENTAL SAN JOSÉ

876 28 79 47

605 33 28 49

CLÍNICA DENTAL PLAZA ROMA

876 53 70 23

686 17 29 36