Estrés, ansiedad, miedo… muchas personas tienen estas sensaciones cuando se tienen que enfrentar a una cita con su dentista. Algunos pensarán que es un miedo irracional, pero es cierto que probablemente no lo pueden evitar.

Para que su visita sea mucho más cómoda, y no sientan esa ansiedad, existe la sedación consciente, un método con el que su paso por el dentista dejará de ser algo negativo.

 

¿Qué es la sedación consciente?

La sedación consciente es en realidad un término que agrupa dos tipos de sedaciones: la inhalatoria y la intravenosa.

En ambos casos se trata de un tipo de sedación a través de la que los pacientes entran en un estado de relajación (sin perder la consciencia). Además, esto facilita que el dentista realice su trabajo de forma más cómoda.

 

Diferencia entre la sedación consciente y la anestesia general

En la anestesia consciente el paciente no pierde el conocimiento en ningún momento, y tampoco sufre alteraciones en su percepción sensorial. Se trata de un método solo de relajación que produce tranquilidad, y que siempre está controlado por profesionales.

En el caso de la anestesia general, se trata de un método en el que el paciente pierde la consciencia y que tiene además un proceso de recuperación mucho más complejo.

 

¿Qué tipos de sedaciones conscientes existen?

Existen dos tipos:

Sedación consciente inhalatoria

Al paciente se le coloca una mascarilla e inhala una mezcla de gases a base de óxido nitroso. Este gas, que es completamente seguro y es administrado por un profesional homologado, produce una sensación de relajación. Tiene un efecto rápido, eficaz y seguro, y en pocos minutos el paciente se recupera de sus efectos.

Sedación consciente intravenosa

El paciente recibe por vía intravenosa una serie de fármacos sedantes. Se utiliza normalmente para tratamientos más complejos o largos, como cirugías.

El responsable de su administración es un anestesista, que tendrá que regular la dosis en función de la persona tratada

 

¿En qué tipo de tratamientos se utiliza la sedación consciente?

La sedación consciente se puede utilizar para todo tipo de tratamientos; ya que es un método para reducir la ansiedad o el estrés en el paciente, no va enlazado a ningún tratamiento en concreto.

Como comentábamos anteriormente, la sedación consciente intravenosa se utiliza para tratamientos más largos o complejos.

La sedación se realiza en la propia clínica y la lleva a cabo un profesional homologado.

Si estás buscando una clínica dental en Zaragoza, pero te da miedo ir al dentista, pide una primera cita con nosotros y te comentaremos las opciones disponibles.

LLÁMANOS
close slider

CLÍNICA DENTAL INDEPENDENCIA

976 23 43 33

625 39 86 40

CLÍNICA DENTAL SAN JOSÉ

876 28 79 47

605 33 28 49

CLÍNICA DENTAL ROMA

876 53 70 23

686 17 29 36