Todos sabemos que es conveniente tener una higiene dentalcorrecta para proteger a nuestros dientes y encías, pero en muchas ocasiones existen dudas sobre cómo hacerlo de manera eficiente.

Si queremos evitar las caries y la placa, y prevenir otro tipo de afecciones, es necesario seguir ciertas pautas que nos ayudarán a mantener una higiene dental perfecta.

¿Quieres saber qué hábitos son indispensables para evitar las infecciones y otros efectos nocivos en tus dientes y encías? Aquí te exponemos los 6 fundamentales.

 

1. CEPILLADO DENTAL

¿Cuántas veces hay que cepillarse los dientes al día?

No puede existir una buena higiene dental si no tenemos claro el paso más básico: el cepillado dental. Se recomienda realizar un cepillado después de cada comida para eliminar la mayor parte de las bacterias que tengamos en la superficie dental.

Entre esos cepillados, el más importante es el que realicemos antes de acostarnos. En el caso de los niños, todos los cepillados son fundamentales, especialmente si llevan ortodoncia.

 

¿Cuál es el mejor tipo de cepillo de dientes?

Más que el tipo de cepillo de dientes (manual o eléctrico) lo que más afecta a la hora de tener una buena higiene dental es utilizar la técnica correcta para cada uno.

Con un cepillo manual lo más recomendable es utilizar la Técnica de Bass, que consiste en colocar el cepillo a unos 45 grados, colocando las cerdas en el bode de cada diente y cepillando de forma suave.

Por otro lado, en el caso de que uses un cepillo eléctrico, lo más recomendable es que sigas sus instrucciones y su movimiento (normalmente circular, parando en cada uno de los dientes y muelas).

 

2. LIMPIEZA LINGUAL

¿En qué consiste la limpieza lingual y palatal?

Pese a que casi todo el mundo conoce todas las pautas relacionadas con el cepillado dental, la gran mayoría se olvida de la limpieza lingual.

Hay dos formas de realizarla correctamente; por un lado, utilizando un cepillo de dientes y limpiando la lengua desde atrás hacia delante para retirar todos los restos que puede haber. También es recomendable pasarlo por el paladar.

Por otro, existen también limpiadores linguales especiales para esta tarea, que sin duda son nuestra opción recomendada.

 

3. LIMPIEZA INTERDENTAL

¿Qué es la limpieza interdental?

Además de limpiar los dientes y la lengua, otro punto fundamental dentro de una correcta limpieza oral es la limpieza interdental.

Se trata de limpiar los espacios que se encuentran entre los dientes y las muelas y que, normalmente, acumulan restos de comida.

Para llevar a cabo una correcta limpieza puedes utilizar una vez al día mínimo (recomendamos por la noche) hilo dental. Si los espacios son grandes, puedes utilizar un cepillo interproximal.

En el caso del hilo dental, lo más recomendable es pasarlo de forma delicada entre los dientes e, incluso, un poco por debajo de la encía (sin forzar demasiado para evitar producir lesiones). Tras esto, debes subir y bajar quitando todos los restos que pueda haber entre las piezas.

 

4. ENJUAGES BUCALES

¿Son buenos los enjuagues bucales?

Terminar el cepillado dental con un enjuague bucal apropiado para cada uno es más que recomendable. Pero, ¡cuidado! No todos los enjuagues valen para todas las personas.

Lo más recomendable es que te pongas en mano de un especialista que te dirá cuál de ellos es el que te aportará más beneficios y cuáles tienes que evitar. Hay de muchos tipos: con y sin alcohol, para ayudar a blanquear, refrescantes… Deja que tu dentista te diga cuál es el mejor para ti.

Si le haces caso, el enjuague bucal será muy beneficioso, ya que te ayudará a reducir de forma eficaz el número de bacterias en la boca.

 

5. BUENA ALIMENTACIÓN

¿Qué tipo de alimentos debo evitar para cuidar mi dentadura?

No solo la limpieza dental ayuda a tener una buena higiene oral, sino que la alimentación juega también un papel importante. En general es recomendable evitar aquellos alimentos con alto contenido en azúcar, porque pueden ayudar a producir caries, y aquellos que puedan teñir los dientes de cierto color.

Según la American Dental Association deberíamos evitar:

  • Los caramelos duros: tienen un alto contenido en azúcar y, además, al masticar pueden astillar los dientes.
  • Hielo: no es algo que tengamos que evitar dentro de una bebida, pero sí hay que intentar no masticarlo. Al igual que en el caso anterior, puede romper algún diente. Además, puede dañar el esmalte.
  • Cítricos: los alimentos ácidos pueden provocar erosión en el esmalte y aumentan el riesgo de tener caries.
  • Té o café: Ambas bebidas colorean los dientes. Además, si le añades azúcar aumentarás el riesgo de tener caries.
  • Frutas deshidratadas: aunque las frutas son en general saludables, las deshidratadas se pegan bastante a los dientes y cuesta más quitar todos los restos.
  • Comida crujiente: los alimentos crujientes, como las patatas fritas, suelen dejar restos entre los dientes. Al igual que en el caso anterior, se requiere una limpieza más en profundidad tras consumir este tipo de alimentos.
  • Refrescos: tienen una gran cantidad de azúcar y producen ácidos que dañan el esmalte. Es mejor evitarlos.
  • Alcohol: produce sequedad en la boca y esto facilita la aparición de caries y otras infecciones bucales.

 

6. VISITA A TU DENTISTA

¿Cada cuánto tiempo tengo que visitar a mi dentista?

Para saber cada cuánto tiempo debes visitar a tu dentista, tendrías que pedir consejo al profesional que te atienda. Según cada caso puede recomendar una revisión cada más o menos tiempo.

Aunque siempre se ha dicho que lo recomendable es acudir una vez al año, lo ideal es acudir cada seis meses a una revisión, para poder prevenir posibles complicaciones futuras.

En las clínicas Torres Lear te aconsejaremos sobre cómo optimizar tu limpieza bucal, y te ofreceremos los tratamientos más adecuados para tu situación. ¡Ven a visitarnos!

LLÁMANOS
close slider

CLÍNICA DENTAL INDEPENDENCIA

976 23 43 33

625 39 86 40

CLÍNICA DENTAL SAN JOSÉ

876 28 79 47

605 33 28 49

CLÍNICA DENTAL ROMA

876 53 70 23

686 17 29 36