Icono teléfono
Icono WhatsApp
Flecha arriba
blanqueamiento-dental-2

Blanqueamiento dental

Reduce varios tonos el color original de tus dientes

¿En qué consiste el blanqueamiento dental que hacemos en el centro?

Es la aplicación de un gel que contiene un ingrediente activo con alto poder blanqueador. Se pueden realizar varias sesiones, hasta alcanzar el color deseado, sin riesgos para la salud de tus dientes.

Generalmente empleamos peróxido de carbamida o peróxido de hidrógeno en una concentración que nos asegura un tratamiento efectivo y seguro para tus dientes, que adaptamos según el tipo de procedimiento que vayamos a utilizar.

Con este tratamiento reducimos varios tonos el color original de las piezas dentales. Los nuevos tratamientos están diseñados para lograr un resultado óptimo sin dañar los dientes, consiguiendo una sonrisa blanca y brillante.

1

Profilaxis y pulido previo

Comenzamos puliendo toda la boca para eliminar posibles restos de sarro y otras mancha externas, dejando cada diente perfectamente limpio y preparado para el tratamiento.

2

Aplicación del protector gingival y del gel

Para evitar daños en las encías, colocamos un protector gingival. A continuación, aplicamos sobre cada diente el gel que contendrá el agente blanqueador en la concentración idónea para el paciente.

3

Luz LED

Para lograr que el principio activo actúe sobre el esmalte dental con seguridad y eficacia, empleamos durante unos minutos una lámpara, por ejemplo de luz LED.

4

Refuerzo de la resistencia del esmalte dental

La aplicación de diferentes productos ayuda a reforzar dicha resistencia.

5

Aplicación del protector gingival y del gel

Para mejorar los resultados obtenidos, el paciente debe seguir el tratamiento en casa según las pautas marcadas por el especialista, y que consisten en el uso de una férula personalizada con peróxido de carbamida que deberán llevar por el tiempo indicado en función de cada caso.

Además, realizamos la técnica combinada en la que utilizamos remineralizante y desensibilizante, que permite la realización del tratamiento en pacientes con sensibilidad dental de una forma más cómoda y minimizando las molestias. Al ser un Centro Dental certificado oficialmente, podemos utilizar una mayor concentración de agente blanqueador que los productos de expedición no profesional, lo que permite obtener mejores resultados.

Casos reales

Casos antes y después blanqueamiento dental

Antes Después
Imagen antes Imagen después
Antes Después
Imagen antes Imagen después

BLANQUEAMIENTO COMBINADO
(fase en clínica+en domicilio)

Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes sobre Blanqueamiento dental

Es normal que tengas dudas, por eso hemos recogido aquí algunas respuestas a las preguntas que más nos plantean nuestros pacientes, porque puede que a ti también te sirvan de ayuda. Si después sigues teniendo alguna sin resolver, llámanos.

El color de los dientes es un rasgo único de la persona. La genética juega un papel fundamental. Por eso hay personas que de por sí tienen una dentadura más blanca. No obstante, existen otros factores que pueden influir en el color de los dientes:

  • Existen alimentos y bebidas que provocan una tinción de los dientes, como los refrescos de cola, el té, el café, etc.
  • El consumo de tabaco también provoca la tinción de los dientes.
  • El propio envejecimiento de los dientes hace que, con el paso de los años, se vuelvan más oscuros.
  • Ciertos medicamentos pueden provocar una tinción de los dientes. Es el caso de las tetraciclinas, aunque ya están retiradas de la circulación.
  • Un traumatismo puede provocar daños en el nervio, provocando la pérdida de vitalidad y un color más oscuro.
  • En el caso de dientes endodonciados, también se produce un oscurecimiento debido al propio procedimiento, que desvitaliza el diente.

Cuando el tratamiento de blanqueamiento dental es realizado por un especialista, es totalmente seguro para el diente. En los CDT empleamos agentes blanqueante seguros y eficaces para lograr los resultados esperados. En función de las necesidades de cada paciente y del tipo de mancha o coloración de los dientes, empleamos distintos principios activos y concentraciones.

La sensibilidad dental es uno de los posibles efectos secundarios que puede producir el tratamiento. No obstante, para reducir la sensibilidad, podemos ajustar el tiempo de exposición con el agente blanqueante, o reducir la concentración. Esta sensibilidad es algo pasajero, por lo que puede incluso suspenderse la sesión y esperar unos días a reanudar el tratamiento hasta que la sensibilidad desparezca por completo.

El tratamiento de blanqueamiento dental debe personalizarse para cada caso. Suele durar varias sesiones, según el plan de tratamiento establecido y las necesidades de cada caso particular. En nuestros centros, realizamos un completo diagnóstico inicial y diseñamos el plan de tratamiento más efectivo para lograr los resultados esperados.

No. Por lo general, los tratamientos de blanqueamiento dental que pueden realizarse en casa, como es el caso de las pastas dentífricas que se anuncian como blanqueantes, o las férulas con agentes blanqueantes, no pueden ofrecer ni las garantías ni la seguridad de un tratamiento realizado en la consulta de un especialista. Por eso, desaconsejamos que se empleen estos métodos, ya que pueden llegar a provocar daños en el esmalte o, en el mejor de los casos, no lograr ningún resultado.

No. El tratamiento lo que logra es mejorar el color de los dientes, bajando 3-4 tonos. Como todos los pacientes no parten del mismo color de dientes, el resultado al finalizar el tratamiento será también distinto. Lo ideal es valorar cada caso, ya que puede que, en lugar de un blanqueamiento dental, lo más adecuado sea un tratamiento con carillas dentales.

No. Para realizar el tratamiento, se emplean productos totalmente seguros, por lo que el tratamiento resulta indoloro. No obstante, y tal y como comentábamos antes, algunos pacientes pueden presentar cierta sensibilidad dental. En esos casos, lo mejor es comentarlo con el especialista para ajustar el plan de tratamiento, reduciendo el tiempo de exposición, la concentración, o espaciando las sesiones.

En los pacientes que son fumadores, desaconsejamos el tratamiento, ya que el tabaco es uno de los factores externos que provoca la coloración de los dientes.

El blanco de los dientes conseguido tras el blanqueamiento dental se puede mantener más tiempo si seguimos una dieta adecuada y evitamos los factores de riesgo que provocan la tinción en los dientes. De todas formas, el tratamiento se puede repetir al cabo del tiempo, para mantener durante más tiempo los resultados.

Lo ideal es esperar a que le diente y la encía se hayan estabilizado. A partir de los 18-20 años se puede realizar el tratamiento con todas las garantías necesarias.

chica-rubia-sonriendo

Practica mucho más lo que te sienta bien

Lo importante es lo más importante