Icono teléfono
Icono WhatsApp
Flecha arriba
sensibilidad_dental_cabecera-2

Sensibilidad dental: ¿cómo puedo evitarla?

La Sensibilidad Dental, también conocida como Hipersensibilidad Dentinaria (HD), es el dolor (en ocasiones intenso) que aparece en alguna pieza dental durante un periodo determinado de tiempo. Puede tener diferentes causas, pero normalmente se genera al exponer la dentina (parte interna del diente) a un estímulo externo (frío, calor, dulce, etc…)

Normalmente se da por primera vez entre los 18 y 40 años, y afecta a uno de cada diez adultos. ¿Quieres saber cuáles son sus causas y cómo puedes evitarla?

Origen y causas

Como comentábamos anteriormente, la sensibilidad dental se produce cuando la dentina (que está protegida por la encía), pierde parte de su protección. Al entrar en contacto con ciertos elementos las terminaciones nerviosas del diente lo acusan y se produce el dolor.

Esta Hipersensibilidad Dentaria puede tener diferentes causas:

  • El consumo de bebidas y comidas ácidas (refrescos, zumos, etc…) provocan la erosión del diente.
  • Si masticas con mucha fuerza o sufres bruxismo, también se producen desgastes en los dientes.
  • Las enfermedades periodontales producen la retracción de las encías.
  • El cepillado con fuerza puede provocar también la abrasión del esmalte y la retracción de las encías.
  • Algunas patologías generan mayor cantidad de ácido en la boca (úlceras, hernias, anorexia, etc…)

¿Cómo puedo evitar la sensibilidad dental?

No todos los dolores dentales tienen relación con la sensibilidad dental. De hecho, si el dolor no es fácilmente relacionable con un estímulo concreto (como, por ejemplo, al tomar algo frío o caliente) y/o perdura en el tiempo, probablemente no sea sensibilidad dental y se trate de otra patología.

En el caso de que tengas dolor en los dientes, te recomendamos que siempre acudir a tu dentista para que haga una valoración de tu caso particular.

La sensibilidad dental suele ocurrir cuando tomamos alimentos o bebidas fríos/calientes, dulces o ácidos, al cepillarte los dientes, al respirar aire frío, etc…

Para evitar tener sensibilidad dental te recomendamos que:

  • Cepíllate los dientes de forma suave; si puedes utilizar un cepillo eléctrico que te avise si ejerces mucha presión, mejor.
  • Evita las bebidas y los alimentos ácidos.
  • Cepíllate los dientes con movimientos correctos.
  • Utiliza una pasta de dientes poco abrasiva.
  • Si tienes algún dolor dental, acude a tu dentista.
  • Acude a revisión al menos cada seis meses, y realiza profilaxis dentales de forma recurrente, cuando el especialista te indique.

Si ya tienes sensibilidad dental puedes acudir a nuestra consulta de forma gratuita para que revisemos tu caso particular, y podremos proponerte los mejores tratamientos del mercado para reducirla. ¡Visita nuestras clínicas dentales en Zaragoza!

chico-sonriendo-contraluz-en-sudadera

Practica mucho más lo que te sienta bien

Lo importante es lo más importante